Melaka

Oú le déstin des voyageurs prend de différents chemins

Cuando llegamos a Melaka lo primero que nos sorprendió fue su colorida bandera, la cual a primera vista hace pensar que fuese una copia de la “Feliz del Edén” (Chile), pero al mirarla detalladamente se comenzaban a apreciar las primeras diferencias. Los colores rojos y blancos estaban invertidos y las estrella estaba acompañada por una luna.

Melaka Fue fundada en 1401 y llegó a ser uno de los enclaves comerciales más importantes (junto con Goa (India) y Ceilán (Sri Lanka), por su posición geográfica. Los idiomas oficiales son el malayo y el inglés. También se habla el tamil (lengua indígena de la región de Tamil Nadu en el Sur de India) y una variedad de idiomas del Sur de China, como el hokkien y el cantonés. Como reflejo de la composición étnica de la China, con enorme influencia. Todos los chinos – son casí un tercio de la población – hablan diferentes idiomas chinos… El más popular es el Mandarín, que es la lengua que se utiliza en las escuelas chinas, así como el tamil en las escuelas indias… El malayo es medio de comunicación para todos los grupos raciales y culturales. También se habla el indonesio , lo que es perféctamente lógico, por la gran proporción de malayos que habitan la isla, y la proximidad al del malayo al bahasa indonesia.

El primer gran desafio en Melaka fue encontrar el hotel el cual habiamos reservado con anterioridad ya que este debía cumplir un gran requisito: tener TV cable para ver los partidos del mundial de Brasil, ya que por fecha justo nos tocaria ver la inaguracion del mundial y – lo mas – importante ver jugar a Chile contra la gran potencia canguristica de Australia.

Encontrar el hostel no fue facil, ya que estaba ubicado a unos 40 minutos a pie desde donde nos dejó el bus, sin saber esto, caminamos bajo un calor sofocante con nuestras mochilas que no parecian pesar 23 kilos, sino 40. Claro venian todos los regalos los cuales habiamos prometido antes de comenzar el viaje, te, café, ajedrez, banderas del tibetanas, termos, cuchillos, juegos de te, etc, etc, etc . Pero fue aquí donde nos dimos cuenta que el desgaste del viaje ya nos comenzaba a pasar la cuenta.

Ademas Claudine se encontraba enferma, presentaba mucha fatiga, falta de animo y alguno que otros malestares que algunos días después, a la vuelta a Alemania, ibamos a descubrir que se debían a que tenía Dengue. Por fecha de contagio suponemos que debe haber atrapado la fiebre en Semporna, ya que la sucia humedad y las omnipresentes pozas de agua en esta ciudad presentan un nido perfecto para la mosca tigre. Yo en cambio tenia una herida en mi rodilla la cual crecia indiscriminadamente cada vez que me rascaba y esta no se sanaba con nada de lo que le coloqué. Pero la solución, como siempre, la tenía mi Schwiegermutter, quién curó mi herida con un tratamiendo de miel.

A mi parecer Melaka era un copia de Georgetown o viceversa, tal vez con un poco menos de Chinos e Hindús y un poco más de influencia árabe más dos cucharadas de cultura portuguesa. En menos de un kilometro a la redonda te podias topar con templos chinos, mesquitas e iglesias catolicas. Claramente la mayor influencia era China la cual se podia apreciar en las terminaciones de las casas, restoranes y tiendas. Melaka en relacion a Georgetown se diferenciaba por sus canales, los cuales podíaan ser atravesados por embarcaciones que llevaban un gran cantidad de turistas, pero sin duda lo mas impresionate era como los colores de las casas se reflejaban en las aguas de los canales las cuales se llevaban los dibujos hasta desaparecerlos en las penunbras de la oscuridad.

Aquí también fue el punto de despedida de nuestros improvisados compañeros de viaje, Leticia y Chuchu, a quienes los conocimos una calurosa tarde en una estación de trenes en India, despues los encontramos por estas cosas de la vida Hampi, India para luego coordinar nuestro encuentro en Filipinas donde viajamos juntos por Siquijor, Apo Island y Oslob para encontrarnos nuevamente en Borneo, donde viajamos por Sepilok, Kinabatangang y la pequeña isla perdida en el medio del oceano; Mabul. Nuestro último encuentro fue en Kuala Lumpur y Melaka donde nuestros caminos se separaron de forma definitiva – pero nuestra amistad se unió para siempre. Uno debe ser viajero para saber lo que se siente y lo especial que es crear una amistad viajando!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s